admin




Últimos temas
» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Dom Mar 10, 2013 10:09 am por Invitado

» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal} NUEVO
Lun Feb 11, 2013 1:57 pm por Invitado

» Entre nobles y sedas [Johan O'Donnell]
Dom Feb 10, 2013 4:52 pm por Johan O'Donnell

» De Italia a Inglaterra, un tortuoso camino de confusioes
Dom Feb 10, 2013 10:05 am por Ralph Granchester

» Los primeros pasos [Elizabetha Heissenberg]
Vie Feb 08, 2013 3:10 pm por Administración

» El paso del tiempo es un recuerdo inmiscericorde [Nicholas Lethood]
Miér Feb 06, 2013 10:10 am por Nicholas Lethood

» Foro recién abierto.
Dom Feb 03, 2013 11:38 am por Invitado

» Nuevas Experiencias [Libre]
Sáb Feb 02, 2013 10:42 am por Mylenka Ivanova

» Bar Ingles - Trago Americano
Vie Feb 01, 2013 12:56 am por Graham Wilson



FOROS HERMANOS
AFILIADOS ELITE
AFILIADOS


Licencia Creative Commons
Litterae Renascentes por Lithium J se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://creativecommons.org.

¿Qué resguardan las sombras? [Nicholas Lethood]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Qué resguardan las sombras? [Nicholas Lethood]

Mensaje por Thorna Shapplin el Miér Nov 14, 2012 5:30 pm

Habían pasado exactamente dos horas desde que el ultimo rayo de Sol abandonaba lo que ahora pasaba a ser un negruzco cielo nocturno, adornado grácilmente con alguna que otra estrella que sin timidez alguna se dejaba vislumbrar tras las pasajeras nubes que recorrían el panorama aéreo londinense. En completo silencio aún aguardaba la llegada de aquella extraña efigie de la que tanto me interesaba saber. Transcurrieron exactamente dos meses en que distintas investigaciones y recolecciones de datos me habían llevado hasta donde ahora me encontraba, ahora solo faltaba hacerme con el objetivo, captarlo, palparlo y vivirlo cara a cara, pues aún no me sentía completamente convencida de que alguien así pudiese siquiera existir ¿Pero acaso no es la misma Inquisición la que ha enseñado a cada uno de sus siervos a que en este mundo, todo es posible? Sonreí levemente ante el concepto de “siervo inquisidor” que se presentó en mi cabeza, bastante contrastante al que el Iglesia esperaba de mi. Sin más posé nuevamente la mirada por la pequeña ventanilla del abandonado carruaje que se estacionaba sobre la silenciosa calle de adoquín, tal y como le había solicitado a mi chofer que lo hiciera antes de abandonarme. Me situaba a unos cuantos metros del pórtico principal que correspondía a las instalaciones del Orfanato de la ciudad, donde se rumoreaba las víctimas predilectas de este espectro de la noche residían.

¿Sería la sangre de los infantes distinta a la de los adultos? Algo debían resguardan aquellos infantes bajo sus venas como para que un vástago solo centrase su alimentación en ellos, pequeños humanos indefensos y sumamente inconscientes de los peligros que rondan en torno al único sitio que pudiesen considerar “seguro.
¿Pero acaso me encontraba allí precisamente para detener la muerte de aquellas almas jóvenes? Todo lo contrario, mi mente se encontraba enfocada al victimario, al asesino que consumía hasta la última gota de sangre de aquellos cuerpos menudos e inermes. Yo debía abocarme a él, debía analizarlo, captar su atención y conocer sus propósitos. Debía aliarme con él, debía recordarle lo que la Iglesia hace con los de su especie. Y todo por mi beneficio de ver derrocado a Alejandro II y todo su sequito de bastardos cuanto antes.

Sombras uniformes, danzarinas nocturnas que van de un lado a otros, a veces confundiendo y otras advirtiendo de los diferentes arribos que golpeteaban los oscuros adoquines de la calle donde me encontraba. Mis ojos no tardaron en hacerse con algo extraño, particular. Una silueta delgada, silente, casi inexistente pero que de alguna forma u otra podía ser captada por mi. No tardé mucho en colocar la oscura y aterciopelada capucha que, anexada a la larga capa de mismo tono que recubría mis ropajes, ahora me tornaba una musa de la noche, un fantasma palpable y móvil.

Bajé del carruaje de forma casi imperceptible, tal como la brisa veraniega de meses atrás. Lentamente me acercaba, consciente de que para aquellas alturas seguramente ya hubiese sido denotada por las habilidades extraordinarias de mi objetivo.
Me mantuve callada, solo el tacón de mis zapatos advertía de mi presencia, sumergida bajo el negro de aquella capa suave y templada.
Los pasos se detuvieron, le tenía casi enfrente a un par de metros de distancia, prudentes para entablar la charla, necesarios para una reacción ante una ofensiva repentina.
- ¿La noche le ha traído hasta aquí señor¿ Aunque podría jurar que no es la primera vez que se le ha visto por estos lares - no decía mucho, lo suficiente para hacerle entender de que él para mi no era un desconocido en absoluto. La cuestión era ¿Lo sería yo para su inmortal persona?

Thorna Shapplin
Oficiante Gentry
Oficiante Gentry

Fecha de inscripción : 02/10/2012
Mensajes : 11
Puntos : 6

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué resguardan las sombras? [Nicholas Lethood]

Mensaje por Nicholas Lethood el Jue Nov 15, 2012 5:48 pm

No hay ni un solo rastro de sorpresa en el hombre que se mueve con elegancia y lentitud, manifestando en ese momento una clara superioridad sobre los seres que considera mera comida, una necesaria existencia que solo sirve para darle vida, fuerza e inmortalidad, claro que aun cuando lo pensaba sus actos siempre se basaban en la prudencia y cuidado, lo cual le permitía salir intacto de cualquier situación complicada que pudiese presentársele … Pues, después de todo quien extrañaría a pequeños que eran rechazados y humillados por la misma sociedad, al menos, él les brindaba un propósito, una utilidad que aunque atroz a los ojos de muchos, para ellos era una especie de salvación…

- Una inesperada sorpresa, bueno…

Comenta con esa voz tajante y un poco irónica, pero dentro de todo guardando apatía y desinterés por la mujer que se presentaba ante él de una forma desafiante, algo que muy pocos se atreverían a hacerle a un Ventrue, ya que incluso los mismos de su especie dudarían en hacerle frente a un ser tan longevo y experimentado.

- Es un buen lugar para pasear, realmente me gusta esta zona de la ciudad… Es tan pura y silenciosa, todos escondidos… Temerosos de lo que no conocen y al mismo tiempo, tientan a su suerte, ¿No lo cree?

Adjunta en el instante en que tuerce un poco la boca, formando una sonrisa amable que se produce por mero instinto en ese rostro juvenil y perfecto, un claro reflejo de belleza y personalidad dominante, si, después de todo es un ser que sobrepasa todo lo humano.

- Pero, es aún más extraño que una dama pasee por aquí

Tras las palabras emite un chasquido tenue con los dientes, forjando una sonrisa un tanto macabra que se combina con una mirada sedienta de muerte y sangre, aunque eso solo dura unos cuantos segundos en los que más que revelar su identidad, simplemente haría sentir la duda e inseguridad, ya que se trata de alguien inusual y mortífero, del cazador más poderoso de las sombras que cierne su terror sobre las víctimas más indefensas sin piedad, dándole un lugar en un mundo tan egoísta… Al fin y al cabo, cumplirán un propósito con Nicholas, el ente que camina entre los vivos con un poder descomunal.

Nicholas Lethood
Vástago Gentry
Vástago Gentry

Fecha de inscripción : 02/10/2012
Mensajes : 30
Puntos : 15

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué resguardan las sombras? [Nicholas Lethood]

Mensaje por Thorna Shapplin el Lun Dic 03, 2012 10:54 pm

Si realmente mi psiquis fuese la de la joven dama que exteriormente aparentaba ser, no tendría dudas en que hubiese corrido despavorida por las solitarias calles londinenses en buscar de socorro tras la palpable amenaza que aquel inmortal proyectaba simplemente con su mirar, desbordante de una intriga mortífera, como si sus ojos se encontrasen empañados de un veneno sumamente toxico y peligroso pero que a su vez envolvía como la droga mas adictiva. Era un vástago sin dudas. Numerosos eran los que mis ojos habían descubierto a lo largo de los últimos años y mi deducción para aquel entonces ya no fallaba en dicha cuestión. Finalmente había encontrado al homicida de infantes que por tantos meses había perseguido.

- No me considero una dama ordinaria y hasta podría decir que usted no es un caballero cualquiera tampoco - las palabras jugaban constantemente a pasar el límite y regresar a su punto de inicio, como en un tonto vaivén que deja entrever lo ya conocido pero sin afirmarlo claramente - De todas formas, a veces es imposible negar un bello y silencioso paseo nocturno ¿No lo cree? - una sonrisa leve y cortes generaba tiempo para analizar el entorno, los posibles pros y contras que tenia en aquella escena que podía tornarse un espacio de dialogo o un campo de batalla en el abrir y cerrar de un ojo. Los inmortales eran todo menos predecibles, y pocas veces mi mente me avisaba de cual seria su siguiente paso a dar.

El soplar del viento era tenue, suficiente como para que mi capa se meciese delicadamente, incrementando la sensación que mi imagen proyectaba; una dama vulnerable y curiosa que nada podría hacer frente a un victimario joven y firme como aquel. Pero la realidad era otra y ese era el as bajo mi manga, años de entrenamiento y conocimiento sobre criaturas de la noche me plantaban como una severa contrincante ante todo hematófago que quisiese hacerse con mi vida. No obstante mi idea jamás era la de luchar con ellos, al contrario, los respetaba como ninguna oficiante servidora a la Iglesia nunca lo haría. Yo veía en ellos a mis futuros aliados, a la fuerza abominable que con sus colmillos sería capaz de desgarrar a la Iglesia católica si así lo quisiese. Yo les necesitaba y en cierta forma ellos a mi también. Ahora solo debía encontrar el nexo preciso para llegar hasta el punto en que pudiese dialogar sobre conveniencias con aquel hijo de la noche. Paradójicamente con lo habitual, era uno de esos momentos en los que desearía que sus habilidades leyeran mi mente…

Thorna Shapplin
Oficiante Gentry
Oficiante Gentry

Fecha de inscripción : 02/10/2012
Mensajes : 11
Puntos : 6

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué resguardan las sombras? [Nicholas Lethood]

Mensaje por Nicholas Lethood el Mar Dic 04, 2012 7:05 pm

La noche es la principal aliada de los seres como Nicholas, quien en ese punto no tiene nada que temer o perder ante una simple humana, pero aunque había llegado a esa conclusión, también había encontrado otra que daba coherencia a la situación en la que se encontraba en ese momento, pues no cualquier humano se mantendría con esa firmeza frente a él y más cuando le habla de un modo en el que su identidad está revelada “Quizá debo matarla” Pensó en primera instancia, pero si algo aprendió es que no debe perder la calma y el control de la situación, así que únicamente se limitó a dar un par de pasos con los que su imagen se hace más imponente, ya que no es capaz de mostrar un solo punto de debilidad, como si no hubiera errores en su forma de moverse… Sin duda, algo que debería notar una persona preparada para matarlo, aunque esa palabra le resulta inverosímil…

- Es usted una mujer muy perceptiva, pero me temo que su tono es el equivocado

Responde con calma y educación, dejando notar como en ese momento esboza una sonrisa que parece angelical, ocultando por completo esa alma corrupta y oscura que conduce a la muerte.

- No veo nada malo en pasear en lugares que fueron pagados con mi dinero, la cuestión sería la razón por la que estamos entablando esta conversación.

Adjunta dando una razón por la que muchas veces ha estado ahí, un movimiento hábil que ha realizado sin pensarlo demasiado, pero que cobra más importancia cuando abre los brazos de manera pacífica, dándose conocer como alguien indefenso, un simple caballero que pasea por el Orfanato que él mismo ha fundado, bueno, la gran mayoría piensa que ha sido cosa de generaciones anteriores a él… Que gran mentira, después de todo él es su único ancestro en esa Tierra que vio crecer y madurar hasta la potencia que es hoy en día.

- Tal vez me equivoque, pero no suele ser muy directa cuando habla… Pero, no tengo interés en entrar en algún tipo de conflicto.

Inmediatamente después de lo pronunciado inclina un poco el rostro, generando una sombra casi en totalidad que únicamente permite enfocar esos labios rojos y perfectos, los cuales han logrado seducir a tantas mujeres que ya ni siquiera recuerda la cantidad, ya que después de todo qué sentido tiene recordar a personas que han desaparecido en el flujo del tiempo.


Nicholas Lethood
Vástago Gentry
Vástago Gentry

Fecha de inscripción : 02/10/2012
Mensajes : 30
Puntos : 15

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué resguardan las sombras? [Nicholas Lethood]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.