admin




Últimos temas
» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Dom Mar 10, 2013 10:09 am por Invitado

» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal} NUEVO
Lun Feb 11, 2013 1:57 pm por Invitado

» Entre nobles y sedas [Johan O'Donnell]
Dom Feb 10, 2013 4:52 pm por Johan O'Donnell

» De Italia a Inglaterra, un tortuoso camino de confusioes
Dom Feb 10, 2013 10:05 am por Ralph Granchester

» Los primeros pasos [Elizabetha Heissenberg]
Vie Feb 08, 2013 3:10 pm por Administración

» El paso del tiempo es un recuerdo inmiscericorde [Nicholas Lethood]
Miér Feb 06, 2013 10:10 am por Nicholas Lethood

» Foro recién abierto.
Dom Feb 03, 2013 11:38 am por Invitado

» Nuevas Experiencias [Libre]
Sáb Feb 02, 2013 10:42 am por Mylenka Ivanova

» Bar Ingles - Trago Americano
Vie Feb 01, 2013 12:56 am por Graham Wilson



FOROS HERMANOS
AFILIADOS ELITE
AFILIADOS


Licencia Creative Commons
Litterae Renascentes por Lithium J se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://creativecommons.org.

CASTING PARA EL CARGO DE Guardián Bastión Latino [APROBADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CASTING PARA EL CARGO DE Guardián Bastión Latino [APROBADO]

Mensaje por Lorenzo Lombardi el Dom Nov 25, 2012 9:22 am

Bosques de Rumanía
Seis meses atrás


Con el rostro empapado de sudor, la camisa rasgada y una herida sangrante en mi pierna derecha, así me encontraba escondido entre los arboles de aquel milenario bosque en el sur de Rumanía. A la cacería de una de esas asquerosas criaturas oscuras, un hombre lobo transformado y salvaje, que llevaba meses atormentando a los habitantes del poblado. Estaba allí buscando descanso, pero ciertamente mi conciencia de cazador no tomaba vacaciones. Apenas supe de aquella criatura, aliste mis armas y todo lo necesario para ir tras esa criatura maligna.

Sólo fueron dos semanas de paz antes de enterarme de los ataques, precisamente un par de días antes de la primera luna llena. Agudicé mis sentidos y seguí el rastro de todos los habitantes, hasta que hallé al infeliz, se trataba del párroco del pueblo. Fue fácil descubrirlo, había mandado sacar todos los crucifijos de plata y su rostro afable y gentil ahora era amargado, agrio, sus ojos se tornaban amarillos a medida se acercaba la luna llena y sus ojeras aumentaban, claros signos que pronto ocurriría la transformación.

Lo seguí hasta el interior del bosque, al acecho con completo sigilo, cargando una daga de plata y mi revolver con balas del mismo metal. Fue en el claro del bosque donde lo observé transformarse y adquirir aquella forma antinatural, la forma de un lobo. Era un lobo joven, ágil y de sentidos agudos. Fue una lucha compleja, en un descuido mío, me saltó encima e hirió mi pierna de un solo zarpazo el infeliz y de paso destruyó mi camisa. Observé la sangre brotar, pero por su color no había infección ni maldición, sólo fue una de sus garras animales y no sus colmillos la causante de la herida. Gruñí molesto, pero eso no evitó que me escondiese con agilidad en las alturas de los arboles, dando grandes saltos entre uno y otro hasta tener la amplitud de tiro necesaria. Quité el seguro y puse mi pulgar en el gatillo, apunté, la bala viajó ligera hasta dar contra aquella bestia.

Gruñó de dolor y de furia al sentirse herido, el impacto de la bala fue el suficiente para que éste cayese al piso, a medio camino de regresar a su forma humana convulsionando. Bajé del árbol a la mayor velocidad que mi pierna me permitía desplazarme y me ubiqué a su lado. Busqué entre mis ropas un poco de oleo sacramental y de agua bendita, podía tratarse de una criatura del demonio, pero si le daba muerte sería bajo las leyes de Dios.

- Dale, Domine requies perpetua. Bright lumen in carcere. Requiem in pace. Amen.- recité en latín mientras realizaba la señal de la santísima trinidad en su frente con el oleo sacramental.

Dichas aquellas palabras me retiré hasta la posada donde me hospedaba, subí a mi cuarto, dispuesto a limpiar mis heridas, cuando al entrar, me encontré con un mensajero del Vaticano. Sorprendido saludé al joven y le ofrecí una copa de vino, mientras mi bañera se llenaba para sumergirme en ella. Serví dos copas y tomé asiento rasgando mi pantalón ensangrentado dejando al descubierto la herida mientras la limpiaba. El mensajero ni se inmutó por ver la sangre, se limitó a beber de su copa y a entregarme el mensaje, uno muy sencillo: el Papa Borgia me citaba al Vaticano con urgencia y no podía negarme. Una amarga sonrisa afloró en mis labios y asentí, le di la propina al mensajero y aseguré que en unos meses me presentaría ante el Sumo Pontífice.


Ciudad de Vaticano, Estados Pontificios
Tres meses atrás


Finalmente, tras negarme a acatar la orden o más bien tras dilatar aquel encuentro, mi carruaje se detuvo frente al Vaticano. Llevaba un traje azul, y un bastón sobre el cual me apoyaba, pues aún me resentía aquella maldita herida de Rumanía, sobre mis hombros una capa azul oscuro y un sombrero inclinado que cubría mi rostro. Baje y di las pertinentes instrucciones, a mis lacayos sobre qué hacer con mis maletas. Si estaba allí por petición del Papa, éste debería brindarme alojamiento.

Ingresé al lugar con seguridad propia cuando un guardia me detuvo, lo miré con arrogancia y fastidio, no soportaría que un lacayo me tratase así, menos aún con el renombre que tenía mi persona y los favores que me debía el Vaticano - Lorenzo Lombardi, el Sumo Pontífice me está esperando - dicho esto, con mi bastón me abrí el paso y me encaminé hasta el Salón Papal, donde sabía encontraría a aquel hombre ungido del poder de Dios.

En efecto allí estaba sentado en su trono, rodeado de lujos, lujos que ni las mejores realezas podían alardear - Sumo Pontífice - señalé inclinándome frente a él, con una de mis rodillas al piso, y tomando su mano, para besar el anillo con del Crismón, en señal de respeto - Heme aquí para servirle - presenté mis respetos y lo escuche hablar, me necesitaba para crear una Nueva Santa Inquisición de la cual yo sería una de las cabezas. Nuestra misión, sólo una, deshacernos de la mayor cantidad de seres sobrenaturales, mi misión, reunir a los cazadores y medir su desempeño, manejar sus registros de nivel y claro, reclutar a nuevos y si fuese necesario, entrenarlos.


Ciudad de Vaticano, Estados Pontificios
Presente


Tenía a un gran número de datos de cazadores no registrados con los cuales ponerme en contacto y otro tanto de cazadores que estaban dispuestos a unirse a las filas del Vaticano - Trabajo burocrático, qué pereza - refunfuñé en mi despacho al interior del Vaticano, fastidiado por no poder ir de cacería como antes, aunque al menos eso permitió que mi pierna mejorase casi por completo. Mis viajes se habían limitado a vigilar a cazadores y a recolectar algunos datos. Nada de verdadera acción, simplemente vigilar a cada cazador y registrar los datos de aquellos sobrenaturales a quienes habían dado muerte.

Miré el reloj, ya era tarde, tiempo de salir o más bien de irme a casa a entrenar en el sótano habilitado para ello en la residencia que se había dispuesto para mí. Me puse de pie, aun sosteniéndome sobre el bastón, tomé mi capa cuando el Sumo Pontífice ingreso en el despacho, sin golpear y tomó asiento frente a mi escritorio. Arqueé una ceja y volteé a verle, intentando disimular mi fastidio, ciertamente estaba dispuesto a ser parte de aquel nuevo proyecto, pero no era precisamente sentado tras el escritorio que conseguiría poner en marcha aquel ambicioso proyecto - Papa Borgia, que bueno verle, ¿Gusta una copa de vino?- ofrecí caminando hasta una mesa de arrimo donde una delicada botella de cristal contenía aquel líquido carmesí de la propia cosecha de la empresa que heredé de mis padres. Serví dos copas y caminé hasta él con desplante y elegancia peculiares a mí - ¿A qué debo tan honrosa visita a estas horas? - inquirí tomando asiento frente a él, dejando en claro que si bien mi despacho estaba en el mismísimo Vaticano, seguía siendo MI despacho y por tanto MI territorio.



Lorenzo Lombardi
Oficiante Gentry
Oficiante Gentry

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Mensajes : 14
Puntos : 8

Volver arriba Ir abajo

Re: CASTING PARA EL CARGO DE Guardián Bastión Latino [APROBADO]

Mensaje por Litterae Renascentes el Dom Nov 25, 2012 3:35 pm

TU FICHA HA SIDO ABIERTA
PARA QUE REALICES LAS MODIFICACIONES PERTINENTES
ENHORABUENA

Litterae Renascentes
Administrador
Administrador

Fecha de inscripción : 04/09/2012
Mensajes : 284
Puntos : 89

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.