admin




Últimos temas
» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Dom Mar 10, 2013 10:09 am por Invitado

» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal} NUEVO
Lun Feb 11, 2013 1:57 pm por Invitado

» Entre nobles y sedas [Johan O'Donnell]
Dom Feb 10, 2013 4:52 pm por Johan O'Donnell

» De Italia a Inglaterra, un tortuoso camino de confusioes
Dom Feb 10, 2013 10:05 am por Ralph Granchester

» Los primeros pasos [Elizabetha Heissenberg]
Vie Feb 08, 2013 3:10 pm por Administración

» El paso del tiempo es un recuerdo inmiscericorde [Nicholas Lethood]
Miér Feb 06, 2013 10:10 am por Nicholas Lethood

» Foro recién abierto.
Dom Feb 03, 2013 11:38 am por Invitado

» Nuevas Experiencias [Libre]
Sáb Feb 02, 2013 10:42 am por Mylenka Ivanova

» Bar Ingles - Trago Americano
Vie Feb 01, 2013 12:56 am por Graham Wilson



FOROS HERMANOS
AFILIADOS ELITE
AFILIADOS


Licencia Creative Commons
Litterae Renascentes por Lithium J se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://creativecommons.org.

Memorias [Lucius Magno]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Memorias [Lucius Magno]

Mensaje por Taris De Monte Verdi el Vie Dic 28, 2012 10:15 pm


{Filios, fila vita et memorialibus}
- Hijos, hilos de vida y memorias -


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Una cita concertada con secretismo en París la ciudad de la belleza, de las grandes obras artísticas, teatrales, sin fín de ideas y mentes revolucionarias. No hay una sola de sus construcciones que no esté manchada o bañada de esa majestuosidad que puede olerse en cada esquina, en cada paso que se da en el interior de la misma donde la moda puede notarse en un breve vistazo a la indumentaria de hombres y mujeres. La humanidad preocupada por las buenas artes, por la divinidad, otorgándole al mundo miles aromas de perfumes, de una completa y etérea forma de mirar más allá y mejorar la vida humana de formas halagadoras a los sentidos. Una orbe que a la Magistri le encanta visitar, paseando en silencio por las lúgubres calles que en la noche no tienen la luz solar que les adorna permitiéndole a los transeúntes notar los detalles que los escultores se afanaron en colocar. Para fortuna de la vástago, tiene los sentidos tan desarrollados que es poco lo que se le escapa, puede ver desde las pequeñas flores decoradas con tallos cuyas espinas son tan bien formadas que podrías alargar la mano, tocarlas con la yema de los dedos y retirarla porque te ha pinchado y tienes una gota de sangre en ella. Por unos instantes, Taris tiene la intención de hacerlo, pero se contiene.

Niega con la cabeza divertida, no conoce bien el derrotero de su camino, con normalidad tiene al menos la dirección de dónde va a ser su entrevista, pero tras que Daimon ha intervenido más en su vida, se decidió hacerlo de forma... diferente. Y ahora sigue sus instintos, un llamado de un espíritu que la atrae hasta lo que pareciera ser una casucha muy inapropiada para el estilo de Lucius. ¿Será acaso que por fin se ha decantado a seguir sus instintos guerreros y se ha olvidado de sus orígenes? Puede ser. Entra al interior del inmueble cuidando que no haya nadie más que ella, pero sus precauciones son en vano. Su child no permitiría que nadie que no fuera él, se presentara ante la Magistri quien camina con curiosa determinación entre pasillos y pisos en malas condiciones, con olores putrefactos que hacen agradecer el hecho de que no sea necesaria la respiración que ahora mismo es contenida. Sus manos toman una muñeca mugrienta que hacía mucho de seguro le perteneció a una niña de clase alta y fue quizá donada o bien, robada por otra de menos recursos.

Hace atrás algunos mechones de su guadaña que se han soltado del sofisticado peinado que se ha hecho. Sonríe dejando la muñeca en su lugar y caminando una vez más por el interior, sorprendiéndose un poco cuando en una vuelta del pasillo, se encuentra con él. Su cuerpo masculino está enfundado en un traje muy lujoso para un lugar como éste, aunque su vestido no se queda atrás. En un color azul oscuro, con un sombrero en el mismo tono, la mujer parece más bien una dama con grandes recursos respecto de la moda. Le sonríe y no duda en deslizar sus brazos alrededor del cuello y aprovechando la altura que le dan los zapatos de tacón que está usando, dejar que sus labios rocen su mejilla con delicadeza y cariño. Sus ojos le observan con deleite, hacía más de 10 años que no le veía, por lo que se llena de nuevo la mente con sus facciones que delinea en silencio con su dedo índice cubierto por unos guantes del mismo tono que el vestido. No tiene palabras que vertir, no son necesarias, él sabe mejor que nadie cómo se siente. Son siglos y milenios de conocerse, por lo que la alegría de estar a su lado sólo se demuestra cuando ella coloca su cabeza contra el hombro masculino con una sonrisa de alegría, rodeándole la cintura con las manos. Está en paz con él. Muy a gusto.

{Patientia sit virtus}
- La paciencia es una virtud -

Taris De Monte Verdi
Vástago Gentry
Vástago Gentry

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Mensajes : 12
Puntos : 4

http://litteraerenascentes.foro-activo.com/t119-taris-de-monte-verdi

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias [Lucius Magno]

Mensaje por Lucius Magno el Dom Ene 20, 2013 8:33 pm

Sus pasos son determinados, los años no pasan sin sentido en la existencia del vástago. Cada uno de ellos lo ha dotado de una nueva experiencia y una abertura a la realidad y a la constante sabiduría que puede denotarse en cada una de las escasas arrugas que adornan su frente. El magistri avanza entre las sombras sin ser detectado por ojos astutos y experimentados. Su destino, un lugar remoto que no utilizaría para esa reunión de no ser porque él está cerrando los espacios. Todo ésto de los celos y la inseguridad empiezan a molestarle. No puede verla en lugares más apropiados a su estirpe porque su marido le ha puesto una jauría de guardianes a quienes con mucho gusto retorcería los cuellos hasta quebrarlos, pero sabe que su Sire se molestaría por desperdiciar los escasos recursos humanos de Agharta. Tiene ganas de romper más de un hueso al notar cómo la decadencia inunda las calles que a su paso van encontrándolo, pero a pesar de todo mira con rabia mal disimulada a los que de pronto se detienen sin saber a dónde ha ido aquélla a quien seguían. Una de las jugadas maestras de su Tutriz. Una sonrisa socarrona en sus labios dejando que su colmillo derecho quede al descubierto al ver gruñir al shifter quien regresa tras sus pasos sin alcanzar a detectarlo en las sombras por la -bendita- obtenebration. Sus neuronas discuten con rapidez la conveniencia de matar al guardián enviado por el Sanat o no. Debería, sería un buen golpe para el vástago que gobierna Agharta, pero por un instante se imagina el rostro de Astrea lo que le provoca un gruñido. Su inquietante presencia hace que el aghartiano mire de nuevo a todos lados. La mano de Lucius se dirige a su propia yugular y su tic hace su aparición, sus uñas rascan con fuerza la piel. Si fuera humano, se dejaría roja la zona, creando pequeños caminos que bajan al infierno. Uno en el que le gustaría sumir al que ahora camina con mayor precaución, agazapándose. Su impulso es darle una buena lección, pero se detiene en seco antes de descubrirse ante él. No triunfará sobre Daimon si es que él sabe de su reunión con Astrea. Perderá más. Un paso atrás y las sombras le ocultan de nuevo, pero esta vez siguen las de su predecesora hasta el lugar de encuentro.

La vieja casa tuvo mejores momentos y hoy sólo es una sombra de su esplendor. Perfecto para ellos. Sonríe al verla caminar cual exploradora, lo que la ha caracterizado durante todos los milenios pasados. Le da su espacio, se deleita con su figura envuelta en ese deliciosa prenda azul que puede enloquecer los sentidos del hombre más tranquilo del mundo. Su propio libido se acciona al ver cómo sube las escaleras con pasos lentos y meticulosos. Valerius tiene una suerte endemoniada. La permite abarcar más espacio hasta que decide que ha sido suficiente. Sale de las sombras y se planta ante ella, observándola al rostro. Esas facciones de gran belleza. Aún no define el por qué se siente atraído a su persona. ¿La vitae que aún corre por sus venas? ¿El vínculo? ¿Su propio deseo? Ella es una subyugante mujer, seductora a cada movimiento y ahora mismo él se encuentra inmerso en su hechizo dejándola hacer. Besarle, recargarse, abrazarle. Aspira el aroma de su cabello para guardarlo en su memoria unos cuantos años más. Coloca una mano bajo su nuca para acercarla y depositar con pasión un beso en la comisura de su labio. Desearía besarla por completo, pero jamás lo permitiría. Una frustración que se suma a muchas más. Pecado inmortal. Prohibida por y para siempre. ¿Será así el resto de sus vidas? En toda prisión hay una grieta por la cual permear las gotas del anhelo hasta tocar su más grande objetivo. - Un día Valerius fallará y aprovecharé la oportunidad para romper las cadenas que te aprisionan, mi creadora - palabras llenas de fuerza y un anhelo que no cesa en su empeño. Un beso en la sien y abre los ojos para mirar a su alrededor con desagrado. No es lugar para ella. Su mano rodea la cintura femenina para aspirar una vez más su aroma, - Vienes aquí para ser mi guía una vez más. Dos fisuras en el árbol genealógico han dado por resultado a una niña con alma de bruja y a una bruja con alma de infante. ¿Debo llevarlas al aprisco o dejar que aprendan a ocultarse de los lobos? - mientras espera la respuesta, su mano pasa lenta por su espalda, la luna está oculta a ojos vista esta noche, pero ni siquiera con todo su esplendor lograría arrebatarle la cordura. En todos estos milenios su empeño ha sido en vano. Ella es su cannabis. Su droga. La que le calma y revoluciona por igual.

Lucius Magno
Vástago Gentry
Vástago Gentry

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Mensajes : 12
Puntos : 4

http://litteraerenascentes.foro-activo.com/t233-the-dark-prince-lucius-magno http://litteraerenascentes.foro-activo.com/t225-my-history-my-life-my-memories#1160 http://litteraerenascentes.foro-activo.com/t120-lucius-magno-principe-de-londres

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.