admin




Últimos temas
» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Dom Mar 10, 2013 10:09 am por Invitado

» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal} NUEVO
Lun Feb 11, 2013 1:57 pm por Invitado

» Entre nobles y sedas [Johan O'Donnell]
Dom Feb 10, 2013 4:52 pm por Johan O'Donnell

» De Italia a Inglaterra, un tortuoso camino de confusioes
Dom Feb 10, 2013 10:05 am por Ralph Granchester

» Los primeros pasos [Elizabetha Heissenberg]
Vie Feb 08, 2013 3:10 pm por Administración

» El paso del tiempo es un recuerdo inmiscericorde [Nicholas Lethood]
Miér Feb 06, 2013 10:10 am por Nicholas Lethood

» Foro recién abierto.
Dom Feb 03, 2013 11:38 am por Invitado

» Nuevas Experiencias [Libre]
Sáb Feb 02, 2013 10:42 am por Mylenka Ivanova

» Bar Ingles - Trago Americano
Vie Feb 01, 2013 12:56 am por Graham Wilson



FOROS HERMANOS
AFILIADOS ELITE
AFILIADOS


Licencia Creative Commons
Litterae Renascentes por Lithium J se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://creativecommons.org.

Casting para el cargo de Princesa de Gran Bretaña [Mago Magister] [APROBADA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casting para el cargo de Princesa de Gran Bretaña [Mago Magister] [APROBADA]

Mensaje por Odette Sajonia-Coburg el Jue Oct 04, 2012 11:29 pm

La lluvia golpeaba cada uno de los cristales del enorme castillo, agua que acariciaba las superficies y les daba un confort que la joven Princesa no tenía. Envuelta en finos ropajes de color negro, la rubia dama observa con ojos velados la actividad en el interior del inmueble, desde los pajes que llevan en sus manos fuentes conteniendo comida hasta los que ofrecen un espectáculo digno del mejor malabarista llevando charolas cuyo peso apenas sostienen. Y aún así ella es incapaz de conectar la mente con el cuerpo, de comprender las causas y efectos del frenético ir y venir. Se lame los labios y se pone en pie con movimientos medidos, colocando las manos al frente, sobre las faldas, unidas, enguantadas. La joven observa a su derecha, una puerta abierta directa al jardín y lento camina hacia allá. Los roces de su vestido llegan hasta sus oídos, pero no logran ser digeridos por una aletargada mente que aún se encuentra sumida en el pozo más profundo de negrura. Paso tras paso, los tacones de sus zapatos son opacados por las enormes faldas que, propias de su status se mueven al unísono. La imagen en el reflejo del cristal le hace ver el demacrado rostro, las ojeras profundas y el dolor en cada uno de sus rasgos propios de la pérdida que en su vida ocasiona el dolor más profundo y desgarrador. ¿Por qué? Es una pregunta que no ha abandonado su mente desde que se enterara de la noticia. La Princesa emerge del salón en pos del aire frío de Londres, de la fina lluvia que poco a poco va desapareciendo, se acerca el invierno y éstas serán las primeras navidades que no pase con su familia al completo como la tradición de los Sajonia-Coburg y Gotha establece. Los labios le tiemblan levemente al sentir cómo el estómago protesta ante la fuerza de los sentimientos que ese simple pensamiento produce.

La vista se eleva al cielo y ella sigue el paso de los cisnes que emigran a otro lugar a pesar de la lluvia o quizá por ella. Quisiera volar como ellos, alejarse de esta sensación que la está matando y le produce tanto dolor que es imposible que nadie lo note, pero su educación de años rinde frutos. Su madre estaría orgullosa de ella. Las pestañas caen con suavidad ocultando los orbes azulados y los mantiene así durante el tiempo que a Odette le toma el relajarse. Es el funeral de sus padres, debería estar dentro con las demás personas en el salón principal. Junto a su hermano William, tomándole de la mano para darle valor y fuerza. No, el protocolo no permite ese tipo de familiaridades. Mucho menos ahora que él es el Rey. ¿Ha perdido no sólo a sus guías si no a su mejor amigo? Aprieta los párpados contra los ojos y la saliva se desliza por su garganta con dificultad. Las damas tras ella le respetan su dolor, pero pronto alguna le hace señales de que debe volver al salón. Continuar con el funeral es parte de su obligación. Mantenerse estoica, un faro en mitad de la tempestad. Odette vuelve su mirada al lago donde los cisnes nadan con mucha tranquilidad. Quisiera ser uno de ellos, un ave que pudiera extender las alas e irse lejos del lugar que... la nariz le duele en extremo, sus manos hormiguean, los ojos le duelen del esfuerzo por no derrumbarse. No llorar. Es su consigna, su obligación. Aprieta las mandíbulas una contra la otra y al final se serena para avanzar de regreso al salón donde su hermano está dirigiendo la ceremonia luctuosa.

Debe darle su apoyo moral. Sus pasos vuelven de regreso hacia las puertas que no quisiera se abrieran más, pero un par de pajes le permiten justo el paso y sobre todo, la visión de quienes están en mitad de la estancia, con banderas sobre sus féretros y los adornos en color negro. Cierra los ojos aspirando fuerte y levanta la barbilla caminando en silencio y dignidad hacia su lugar: el trono al lado de su hermano que antes le perteneciera a su madre. Ella ocupará el rango en tanto William consigue una consorte. Ojalá sea mucho tiempo después, no soportaría la idea de ver a alguien ajena a la familia sentada en el trono de su madre. No puede ahora ni siquiera acostumbrarse a ver a su hermano, mucho menos a una arribista. Porque eso será quien busque el matrimonio con William: una mujer interesada en ser la Reina de Inglaterra, la nación más poderosa del mundo. Odette se pregunta si acaso no piensan que es más importante ser una buena gobernante que toda la superficialidad que un cargo detenta. Aleja los pensamientos en el instante en que la guardia de honor toma ambos féretros sobre sus hombros y empiezan a alejarse en pos del cementerio. La joven aprieta las mandíbulas hasta que le duelen conteniendo las lágrimas. No puede llorar, no debe hacerlo. El protocolo es primero. Es una Princesa y no cualquiera: es la Princesa de Gran Bretaña. Sus padres están muertos, pero eso no significa que pueda demostrar debilidad. Ya a solas gritará y pateará todo lo que quiera, pero ahora, ahora demostrará por qué es una Sajonia-Coburg y Gotha...

Odette Sajonia-Coburg
Mago Aristocracia
Mago Aristocracia

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Mensajes : 14
Puntos : 5

Volver arriba Ir abajo

Re: Casting para el cargo de Princesa de Gran Bretaña [Mago Magister] [APROBADA]

Mensaje por Administración el Vie Oct 05, 2012 10:37 am

BIENVENIDO (A)
AHORA PODRÁS REALIZAR LA HOJA DE PERSONAJE.
ENHORABUENA

Administración
Administrador
Administrador

Fecha de inscripción : 04/09/2012
Mensajes : 163
Puntos : 55

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.