admin




Últimos temas
» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Dom Mar 10, 2013 10:09 am por Invitado

» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal} NUEVO
Lun Feb 11, 2013 1:57 pm por Invitado

» Entre nobles y sedas [Johan O'Donnell]
Dom Feb 10, 2013 4:52 pm por Johan O'Donnell

» De Italia a Inglaterra, un tortuoso camino de confusioes
Dom Feb 10, 2013 10:05 am por Ralph Granchester

» Los primeros pasos [Elizabetha Heissenberg]
Vie Feb 08, 2013 3:10 pm por Administración

» El paso del tiempo es un recuerdo inmiscericorde [Nicholas Lethood]
Miér Feb 06, 2013 10:10 am por Nicholas Lethood

» Foro recién abierto.
Dom Feb 03, 2013 11:38 am por Invitado

» Nuevas Experiencias [Libre]
Sáb Feb 02, 2013 10:42 am por Mylenka Ivanova

» Bar Ingles - Trago Americano
Vie Feb 01, 2013 12:56 am por Graham Wilson



FOROS HERMANOS
AFILIADOS ELITE
AFILIADOS


Licencia Creative Commons
Litterae Renascentes por Lithium J se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://creativecommons.org.

Casting para el cargo de Princesa de Suecia y Noruega [APROBADA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casting para el cargo de Princesa de Suecia y Noruega [APROBADA]

Mensaje por Hilda Holstein-Gottorp el Vie Oct 05, 2012 6:24 pm

Es una historia sin fin, sin punto final
porque te quiero a morir, amar por amar.

Lento, paso a paso la distancia se recorre, una mirada atrás y una sonrisa cómplice. ¿Lo va a hacer? No puede. Corrección, no debe. Y aún los labios ensanchan el gesto feliz. Es un juego inofensivo. Jamás ha querido ser una Princesa de Suecia y aunque el frío le cala los huesos a pesar del grueso abrigo, Hilda alza una ceja. Sus ojos se elevan hasta la bóveda celeste, las estrellas brillan de una forma que la embelesa, la constelación de la Osa mayor, los guerreros de Odín que la ven en silencio como esperando que recapacite. Una risita cantarina y se eleva las faldas con las manos, un vestido pesado que le fue confeccionado y ahora mismo se eleva el suave velo con el viento helado, una advertencia de Thor que ha utilizado su martillo para levantar ese halo. Ríe y corre de nuevo en pos de las caballerizas donde ya su córcel está preparado conforme a su orden. Mira por encima de su hombro hacia donde el Castillo feliz de que aún nadie se haya percatado, pero en cuanto lo hagan.

No quiere pensar en la expresión de su hermano, mucho menos en la de sus tutores. Sólo tiene 14 años, pero una mente tan perspicaz que le ayuda en sus escapadas y una apariencia de una joven de 17-18 años. Son los beneficios de ser tan alta y que en su familia las mujeres adopten formas femeninas desde bien temprana edad. Monta y se echa encima la capa colocando la capucha y en silencio se lleva al caballo fuera, mirando siempre a todos lados. La fiesta está en su apogeo así que muchos están atentos a ella y no a la Princesa que ahora mismo se les fuga en sus narices. Y en cuanto está protegida por el mismo bosque oscuro, galopa hacia el embarcadero a toda velocidad, para detenerse primero en una cabaña estratégicamente colocada para cambiarse de ropas. Así, un jovenzuelo con unas maletas que apenas puede llevar camina hacia el barco. Muchos que lo ven piensan que podría ser un hombre amanerado por los modales y los movimientos impropios de un varón.

Y sin embargo, nadie la descubre al embarcarse con rumbo a Inglaterra. No es tonta, sabe que un lugar con menos poderío haría que su hermano destrozara a los monarcas. Considera que el Rey del Reino Unido es lo suficientemente capaz de contener al vikingo bruto en que se convierte su hermano en el instante que la palabra "Hilda" se entromete en la conversación. En su camarote, sonríe pensando que esta aventura puede hacer que la castiguen y la prometan a un hombre ipso facto vuelva al Reino de Suecia y Noruega, pero realmente no le preocupa del todo. A finales de cuentas, este mes de abril, a días de su XV cumpleaños, vivirá la aventura que recordará toda su vida. Aspira aire y va soltándolo muy lento con la mirada fija en el techo del camarote.

Días después

La corte inglesa es de lo más interesante, tiene tantos genios y personajes con ideas revolucionarias. Por eso Inglaterra es la meca de la tecnología. Hilda, bajo el nombre de Fredrik Nassau (uno de sus primos hermanos que nunca sale de sus dominios) se pasea por el lugar gozando de las reuniones entre varones a las que por su condición de mujer jamás hubiera accedido y mucho menos al ser presentada como la Princesa de Suecia y Noruega. Oh no. Esa tarde disfruta de la tertulia donde los temas sobre ciencias son el pan de cada día. Entre hombres dialogando sobre la conveniencia de un motor de combustión para los automóviles que lento, pero de forma precisa, van dominando las calles, se pasan los minutos entre copas de vino, coñac y whisky que para fortuna de la Princesa, son utilizados por sus damas de compañía para calentarle el cuerpo cuando las heladas caen en el castillo, así que su organismo está acostumbrado al tipo de licor fuerte que es obsequiado.

Aunque esa noche de abril, una figura aparece en el marco de la puerta y es anunciada de inmediato por los pajes obligando a los hombres a quedarse en silencio y todos, al unísono, realizar una reverencia al hombre que llega al salón del Palacio. Su hogar, pero pocas veces visitado. Seguro algo le preocupa o bien, le interesa discutir con las grandes mentes ahí presentes y embelesar con su poderío a los que ansiosos están de tener al menos una pizca de esa potestad. La pregunta es lanzada al ruedo por los labios del Rey del Reino Unido, Su Alteza Real William Sajonia-Coburg haciendo que ese tono ronco de su voz le cause escalofríos. Tiene una entonación tal, que la joven se descubre por primera vez atraída hacia un varón. Y tenía que ser el mismo Rey. Frunce los labios y mira sus manos en silencio al tiempo que escucha las respuestas de cada uno de los sabios, pero hay algo que no termina de entender. - Disculpen caballeros, ustedes dicen que la velocidad de la luz varía dependiendo de las acciones que llevemos a cabo, pero no puedo más que discordar. El que yo esté de pie, corriendo o bien, en un tren a toda velocidad no significa que la luz vaya a diferentes velocidades. Todos los fenómenos físicos se producen del mismo modo en un marco de referencia inerte y por "inerte" nos referimos a una velocidad constante. O sea, suponiendo que esté en una habitación sin ventanas ni otro contacto con el exterior, sería imposible determinar si estoy en movimiento o no, ya que cualquier experimento que realice dará el mismo resultado independientemente del movimiento - su voz intentaba sonar ronca, pero ya se veía que su falta de bigote, de barba y mucho menos su constitución física digna de un jovenzuelo (porque ella apretaba el busto contra el cuerpo con vendajes) no hace más que ser callado por las voces más adultas y recompensado con el espectáculo de todas las espaldas de los presentes.

Frunce los labios, parpadea para soltar el aire con un sonido audible. Se acomoda la chaqueta y toma el sombrero para salir de ahí sorprendiéndose al ver a uno de los allegados al Rey que le pide le acompañe. Intrigada, pero cediendo a su innata curiosidad, le sigue hasta una habitación muy congruente con el período barroco, donde el escritorio es la figura principal y la silla tras él, en forma de trono, atrae la atención de forma contundente. Hilda no logra siquiera catalogar una décima parte de los objetos contenidos cuando la puerta se abre y al ella voltear, casi pierde el equilibrio al tener frente a ella ni más ni menos que a Su Majestad, el Rey Sajonia-Coburg y su azoro se engrandece cuando él le indica que le interesa justamente discutir su teoría sobre los objetos inertes en comparación con la velocidad de la luz... Está metida en el más gordo de los problemas, como el Rey conozca que es una mujer a quien tiene ante él y no un hombre... y lo peor, cuando alguien le diga que no es cualquier mujer, si no la Princesa de Suecia y Noruega... Por Odín... ¿Quién dice que no existe el karma?

Es una historia sin fin, no conoce el final,
como una noche de abril que no voy a olvidar...

Hilda Holstein-Gottorp
Humano Aristocracia
Humano Aristocracia

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Mensajes : 15
Puntos : 8

http://litteraerenascentes.foro-activo.com/t106-hilda-sofia-holstein-gottorp

Volver arriba Ir abajo

Re: Casting para el cargo de Princesa de Suecia y Noruega [APROBADA]

Mensaje por Administración el Vie Oct 05, 2012 6:35 pm

BIENVENIDO (A)
AHORA PODRÁS REALIZAR LA HOJA DE PERSONAJE.
ENHORABUENA

Administración
Administrador
Administrador

Fecha de inscripción : 04/09/2012
Mensajes : 163
Puntos : 55

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.