admin




Últimos temas
» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Dom Mar 10, 2013 10:09 am por Invitado

» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal} NUEVO
Lun Feb 11, 2013 1:57 pm por Invitado

» Entre nobles y sedas [Johan O'Donnell]
Dom Feb 10, 2013 4:52 pm por Johan O'Donnell

» De Italia a Inglaterra, un tortuoso camino de confusioes
Dom Feb 10, 2013 10:05 am por Ralph Granchester

» Los primeros pasos [Elizabetha Heissenberg]
Vie Feb 08, 2013 3:10 pm por Administración

» El paso del tiempo es un recuerdo inmiscericorde [Nicholas Lethood]
Miér Feb 06, 2013 10:10 am por Nicholas Lethood

» Foro recién abierto.
Dom Feb 03, 2013 11:38 am por Invitado

» Nuevas Experiencias [Libre]
Sáb Feb 02, 2013 10:42 am por Mylenka Ivanova

» Bar Ingles - Trago Americano
Vie Feb 01, 2013 12:56 am por Graham Wilson



FOROS HERMANOS
AFILIADOS ELITE
AFILIADOS


Licencia Creative Commons
Litterae Renascentes por Lithium J se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://creativecommons.org.

CASTING PARA EL CARGO DE Magister [Mago] [APROBADA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CASTING PARA EL CARGO DE Magister [Mago] [APROBADA]

Mensaje por Alissa Castelli el Dom Oct 07, 2012 7:15 pm

El suave rumor del agua en movimiento en conjunto con el crepitar de las llamas de la chimenea, son en conjunto, una melodía envolvente y relajante para la mujer que se encuentra del todo sumergida en la bañera. Con su cuerpo en un estado total de relajación, deja que solo los pétalos de rosa acaricien su piel e interrumpan su meditación, un momento de abstracción necesario para que la velada que se aproxima sea del todo perfecta. Sus labios se curvan al pensar en lo que será aquella noche, quizás nada nuevo para la vida del burdel, pero para ella una nueva oportunidad. Y vaya que nuevos rumbos podría tomar su vida si todo resultaba como en su mente lo planease, sería la envidia de todas las cortesanas e incluso de las damas de la corte. Como no serlo, si uno de los nobles más codiciados de Europa posase sus ojos en ella y pidiese un encuentro privado, el mismo que esta noche se concretaría.

El seco ruido de la puerta al cerrarse le obligo a abrir los ojos en busca del intruso, su mirada violácea se poso en la jovencita de apenas unos catorce años que se acercaba hasta ella con un ramillete de rosas blancas, la cortesana apenas se incorporó del agua y asintió en silencio. Había comprendido sin que chiquilla le dijese nada, un regalo del hombre con el cual se reuniría en un par de horas.

Con un ademán de su mano derecha indico le acercase la toalla y que luego se retirase, asía solas se prepararía para su momento de gloria.

Con absoluta calma seco su piel pasando la tela almidonada por cada centímetro de su cuerpo, con uno de sus pies sobre un taburete recorrió su pantorrilla hasta llegar a su muslo con total delicadeza. Aquel mismo proceso lo repitió con su otra pierna, luego con sus brazos y su vientre. Solo cuando no hubo más agua escurriendo por su piel puso sobre sus hombros una delicada bata de seda y se acerco a leer la nota que acompañaba a sus flores.

La letra del hombre era pulcra, curva con algunos trazos angulares, lo que delataba parte de una personalidad enigmática y exquisita de desentrañar, al parecer sería todo más sencillo de lo esperado. Del igual modo las palabras que el usase develan a la mujer cuan seguro de sí mismo es el hombre, ningún atisbo de duda, si quiera una adulación. Se limita a informarle un cambio en los planes, el lugar de encuentro ya no sería el burdel, sino la misma residencia de él, sitio al cual llegaría en un carruaje que enviase a recogerla. Rio con satisfacción ante esas noticias, demasiadas atenciones para un primer encuentro.

Con nuevos bríos selecciono sus atuendos, el principal de ellos uno que es apenas apreciable por las damas que no conocen el oficio. Se trata de la lencería, su accesorio favorito, prendas de encaje y seda, que cubrirán su intimidad y serán primordiales en el juego de la seducción. El color, su favorito, color uva juego con el tenue matiz violáceo de su mirada. Se observo en el espejo de cuerpo entero, un gesto de vanidad donde aprecio su figura. Su piel lechosa en completo contraste con las delicadas prendas intimas y sus cabellos lacios que caen por su hombro izquierdo.

Sonríe para si antes de tomar un delicado pendiente que cuelga de su cuello, una amatista que heredase de su madre. Posa una de sus manos sobre esta piedra y se concentra en una sola cosa. Borrar de su piel una marca, una que portasen todas sus ancestros y la misma que se esmerase en ocultar de sus amantes y de cualquiera que pudiese reconocer el significado de aquel símbolo. A fin de cuentas ser una hechicera en la portentosa Italia, tan cerca de la Santa Inquisición, implica recibir en su lecho a inquisidores y cazadores que fácilmente le pueden reconocer. Poco a poco aquella porción de piel donde el símbolo se anidase, comenzó a brillar, hasta quedar del todo cubierta por un manto de energía capaz de engañar al ojo humano e incluso al sobrenatural.

- Perfecto - se felicito a si misma antes de ir por su vestido, una combinación de terciopelo y muselina en colores negros y violetas, con un escote cuadrado que pronuncia su busto y realza su figura. Se veía tal como deseaba, como una dama de alta sociedad, deseada y codiciada por los caballeros de corte. Aplico un poco de labia y unas gotas de perfume en el preciso momento en que la misma jovencita de las flores le informase que habían pasado a retirarle.

El viaje fue apenas de unas calles en el preciso momento en que el sol se esconde, un paseo delicioso por la avenida principal hasta llegar a la residencia de su cliente. Se trataba de un príncipe, fue lo único que se le informó a la joven Alissa, por eso su sorpresa al encontrarse con él esperándola en el salón con copas de vino ya servidas y sobre la mesa una caja terciopelo… Un antiguo amante, la razón por la cual llegase a ser cortesana y quien la agasajase durante sus más tiernos años, quien la iniciase en todo sentido, le sonrió e intento abrazarle, pero él la corto con palabras tan frías como el hielo - Lady Castelli, hoy atenderemos mis negocios y no los suyos - fue la bienvenida menos esperada que ella pudiese imaginar, pero lo que ocurrió fue aun peor.

El hombre le miraba con insistencia y ella con incredulidad - Querido, tus negocios no me incumben y no me incluyen - replico molesta al recibir la copa de vino que él le entregase antes de ir por la caja de terciopelo - … a menos que quieras ofrecerme un trato de exclusividad entre las sabanas - sentencio con una ceja arqueada, incomoda por la actitud de él, pero por sobre todo al ver sus planes algo truncados.

- Mis negocios y los suyos- afirmo el varón antes de abrir la caja y mostrarle el contenido, el diario de su madre y de sus ancestros, balbuceo incomoda ante la idea que él la hubiese descubierto, pero no hubo palabra que brotase de sus labios - ¿Cuándo pensabas decirme? … ¿Cuándo el Papa te tomase como su nueva diversión? - su voz cada vez más frívola ocultando su furia - Un bruja y cortesana, el perfecto deleite para Borgia- lapido antes de arrancar del cuello de ella la amatista que el mismo le obsequiase hace más de cinco años.

- Es mi secreto, no eres más que… - dudo pero no se detuvo en sus palabras - un amante más en mi lista ¿Qué harás? Regálame una joya o enviarme a Siberia… - se puso de pie y le enfrento con ahincó haciéndolo retroceder unos centímetros, mis ventaja que ella pierde cuando él la toma de ambos hombros

- Así es. Se de buena fuente que en dos días iniciara una cacería de brujas. - sentencio el hombre - Te iras de aquí al amanecer, mi socio te llevará a Inglaterra y allí nos reuniremos. Te explicare todo sobre mis negocios, solo confía en mí - con estas palabras el puso uno de sus dedos en los labios de ella, silenciándola. El mismo gesto que el repitiese durante los meses que estuvieron juntos, uno en que ella confiase por sobre todas las cosas.

Eso hizo confió en él, acepto su palabra y dejo que él la guiase en una visión de lo ocurriría si no se marchaba ya… Pero olvido que jugar con el destino trae consecuencias, no se esmero en ahondar en lo ocurriría al aceptar aquel cambio. Ella jamás espero las consecuencias de burlar a las moiras, menos imagino que aquella sería la última vez que vería a su amigo y amante de juventud de quien solo conservaría el recuerdo del último beso que él le diese antes de entregarla en brazos de un completo desconocido de apellido D’Alerian.


Alissa Castelli
Mago Clase Media
Mago Clase Media

Fecha de inscripción : 29/09/2012
Mensajes : 12
Puntos : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: CASTING PARA EL CARGO DE Magister [Mago] [APROBADA]

Mensaje por Administración el Dom Oct 07, 2012 11:19 pm

BIENVENIDO (A)
AHORA PODRÁS REALIZAR LA HOJA DE PERSONAJE.
ENHORABUENA

Administración
Administrador
Administrador

Fecha de inscripción : 04/09/2012
Mensajes : 163
Puntos : 55

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.